sábado, 3 de junio de 2017

Compañeros en la sombra

Capítulo 13
Ian

Asintió y respiró hondo manteniendo la mirada a su compañero. Jamás se le había pasado por la cabeza que llegaría encontrarse en esa situación con aquel a quien llamaban  Cuervo. Había escuchado ese nombre durante años junto con rumores del trabajo suicida. Después de muchos intentos para que Sharon y Lilith le contaran más se rindió y aceptó la opción de Aaron. Conseguirla a escondidas. Su amigo le había ayudado a colarse por rincones secretos del Hotel, escuchar a hurtadillas y conocer datos que no debían. Aprovechó esos conocimientos para descubrir qué misiones le ocultaba Lilith. Nadie consiguió ver su cara de decepción cuando lo consiguió. Durante años observó a escondidas las pruebas para seleccionar un compañero. Eran iguales a su entrenamiento con la diferencia de que Lilith observaba. Las misiones también eran parecidas. No entendía por qué tanto secretismo con ese trabajo ni por qué no querían que él formase parte. Los compañeros seleccionados cada vez duraban menos. Una noche escuchó hablar a Lilith y Sharon sobre ello, como afectaba a su control en el Hotel, a su reputación de tener a los mejores mercenarios. Ian se mintió a sí mismo diciéndose que lo hacía por ella, por haberle recogido y criado pero, la verdad que no quería reconocer era que quería demostrarla que estaba capacitado para ese trabajo. Sobre todo después de la marcha de Aaron. Demostrar que él era valioso por sí mismo y podría ser el compañero que buscaban para el Cuervo. Demostrar que podría estar bien fuera de su ala protectora. Poder vivir más allá de ser “el enchufado” de Lilith.

-Conozco tú historia. Eras un bebé cuando te acogió.

-¿Es lo que te contó antes del ataque?

-En parte. Dime qué es lo que sabes de tu historia, Ian.

- La historia oficial es que algunos de los trabajadores de Lilith fallecen y dejan hijos sin nadie que les cuide. Ella los acoge y les crían en el hotel, en el mismo mundo por el que murieron los padres. Por alguna razón a mí me cogió cariño y me crió como un hijo con quien fue manteniendo distancia según crecía.

-¿Sabes más?

Ian asintió y continuó hablando.

-Aaron conocía maneras de escuchar a escondidas y entrar en salas prohibidas. En uno de sus paseos encontró uno de los diarios de Lilith. Leyó lo que pudo antes de pudieran descubrirle. Mis padres murieron por estar en medio. No eran trabajadores del Hotel ni mercenarios. Eran personas normales que estaban en casa en un mal momento. Una pelea entre sobrenaturales invadió su piso y murieron en medio del caos. Un accidente. Eso me convirtió en otro de los huérfanos del hotel y supongo que al no estar relacionado con el mundo sobrenatural se sintió culpable. Es lo que me diferencia de los demás.

-¿Por qué dejó Aaron el Hotel?

-Fue poco tiempo después de descubrir mi historia. Tuvo una larga conversación con Lilith y poco después nos abandonó. –Sorbió un poco de la infusión que le había preparado.

 -Está preocupada por Aaron. Sospechaba que esté dando chivatazos de los trabajos que nos encarga.

-Aaron no perjudicaría seriamente a Lilith. Solo quiere llamar su atención.

-Te equivocas, Ian.

-Siente algo por ella. Hemos crecido juntos y he visto como cambiaba su forma de mirarla. Por eso se fue del Hotel. No me lo contó pero creo que cuando ella le rechazó, decidió intentarlo de otra forma.

El moreno tosió para no reírse.

-¿Te molesta?

-Sí. Creí que éramos amigos. Aaron, Sharon y yo crecimos juntos. Sharon es mayor que nosotros pero nos cuidó por igual. Cuando él se fue nos abandonó a los dos. No me gusta confirmar que los lazos que tengo con la gente son gracias a Lilith. Pensé que nuestra amistad no era así.

- Ian…

El rubio se dio cuenta de que se estaba dejando llevar por los recuerdos que siempre bloqueaba. Se obligó a sonreír.

-La investigación sobre Aaron fue suspendida.- Siguió Unax.-  Lilith llevaba un tiempo viendo cambios en el mundo sobrenatural. Sabe que tu amigo es la mejor fuente de información y si sabía algo, podría estar metido en ello. Después de su ataque, lo eliminamos. Lo que no esperábamos era el ataque al Hotel. Lilith descubrió la presencia demasiado tarde. No puso fin a las traiciones a tiempo.

-¿Sabes todo lo que ocurre allí?

-Lo suficiente.  No pudo planear una defensa por falta de datos y no conectó la nueva información con los traidores del Hotel. Pensó que era cosa de Aaron. Después de tu ataque sabe que sea lo que sea va a por ti.

El rubio se atragantó, limpiándose con la manga.

-¿A por mí? ¡Ah!- Ian creyó haberse dado cuenta de algo importante- ¡Eso es! Me salté las reglas y me convertí en tu compañero.

-¿Qué?

- Me interpuse entre quien hubiera sido tu compañero. Necesitas energía y quien quiera que me ataque tiene mucho poder. ¿Habéis investigado a los candidatos?

-Calma rubito. Te equivocas.

Unax sonrió al ver como la expresión de su compañero se tornó a decepción.


-Van a por ti porque Lilith te usó de recipiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario